Porque se pierde dinero en bolsa
Porque se pierde dinero en bolsa

¿Por qué se pierde dinero en Bolsa haciendo Trading?

La respuesta a la pregunta del título puede sonar muy sencilla, se pierde dinero porque no se acierta en la elección del valor o no se acierta con el momento de entrar y salir de la operación, pero en verdad es algo más complicada. Partamos de la siguiente premisa: en un mercado ni alcista ni bajista, si alguien que no tiene ni idea ni se preocupa por tenerla invierte de modo aleatorio en 10 valores ¿qué sucedería? La estadística dice que se compensarían beneficios y pérdidas y que el balance final sería próximo a cero (obviamos las comisiones del broker en el experimento, pensar en usar DEGIRO). Haciendo esto día tras día, la pequeña pérdida total de un día lo compensa un pequeño beneficio al siguiente.

Si esto es así, ¿por qué un trader amateur no llega siquiera al equilibrio cero? Estamos en una situación en que un mono lo hace mejor que un humano que no sea un profesional. Y esta situación de perder dinero es la más frecuente de todas, muchos se dan por vencidos y lo dejan. Entonces si dejándolo todo a la suerte el resultado sería cero y en cambio se pierde dinero una vez tras otra, es que algo sucede. Efectivamente el componente humano ha metido un sesgo en el proceso de decisión que le hace perder dinero, alejándose incluso del teórico equilibrio. Es irónico que alguien se meta en esto para ganar dinero y en verdad al tomar decisiones empeora las cosas.

Después de ver muchos casos, hablar con otros traders y por propia mala experiencia (que ya puedo decir pasada en gran medida) este sesgo fatídico que hace perder dinero es en realidad la combinación de desconocimiento y ganas de hacer dinero rápido (y creen también que fácil). Tiene un importante componente emocional a la que añadir la falta de pericia técnica, se resume en: se busca hacer dinero en vez de hacer buenas operaciones. El resultado son malísimas operaciones, pero ¿en base a qué se han tomado esas decisiones de inversión? Pues en base a falsas señales desde el punto de vista técnico. Esto es lo que dirige al amateur a perder una vez tras otra. El buen profesional busca buenas operaciones (el dinero vendrá después) y sabe distinguir las falsas señales de las buenas para tornar el sesgo a su favor, ahora el balance se inclina a positivo.

Describo a continuación cuáles son las principales falsas señales que engañan a los traders amateur:

Seguir la tendencia del valor

Me refiero a la tendencia en el corto plazo, no una tendencia de análisis técnico sobre un canal alcista o bajista, es decir lo que se llama comúnmente perseguir el valor. Esto es un gran error porque cuando uno se entera y se sube al carro el valor ya ha subido todo lo que podía (o bajado en caso de jugar a corto) y va a proceder a hacer una corrección en el precio. Es cierto que en 1 de cada 10 casos el valor puede seguir subiendo y subiendo porque hay un catalizador detrás, una gran buena o mala noticia que supera todas las expectativas, pero la mayoría de las veces el valor ya ha agotado su recorrido cuando uno se sube. En un valor hay que entrar en el momento adecuado, pasado el cual hay que limitarse a mirarlo y esperar una nueva posibilidad de entrar en él si se produce por ejemplo una corrección de precio y vuelta a la tendencia. Éste es uno de los errores más frecuente, yo mismo aprendí con escarnio que si el valor ha despegado y yo no me había montado en el momento adecuado ya no hay que entrar. Mejoré notablemente mi tasa de aciertos, es verdad que en los casos en que valor sigue volando como un cohete uno se arrepiente pero en el 90% de los casos se acierta. Es irónico pero muy cierto, hay gente que juega a la contra de la tendencia y acierta, algo que puede sorprender. Muchos han podido llegar con eso a la conclusión que el mercado les engaña pero los mercados son tan grandes si se trabaja con valores de peso que es imposible que alguien unilateralmente haga cambiar la tendencia, una pequeña corrección de precio es posible pero nada más. En el dibujo abajo se puede comprobar un típico error de seguir el valor (Trampa 1), cuando en realidad si se observa el gráfico de volumen se puede comprobar que está subiendo con un volumen relativo (en comparación a los períodos anteriores) muy bajo, es una subida sin fuerza. Efectivamente choca con una resistencia al poco tiempo.

trampas de mercado
trampas de mercado

No respetar los stop loss o límite de pérdidas

Este error hace aún más grave el anterior, simplemente no se quiere reconocer que se estaba equivocado y se espera que cambie de dirección y recuperar la pérdida y obtener un beneficio. Es muy frecuente trabajar con la engañosa idea de que mientras no se venda no se ha perdido aún, o no se materializa la pérdida, y se retrasa el stop loss. Pero esto es un error, cuanto más se aleja el valor de nuestro objetivo mucho peor, ahora debe desandar todo el camino anterior sólo para llegar al punto de equilibrio. Los que hacemos day trading lo tenemos más claro, salir del valor con la mínima pérdida y buscar otra oportunidad, no podemos esperar a que pase media jornada para estar en el momento de partida. Operando modo swing trading puedes tener más paciencia si el volumen es grande, pero igualmente no confiar en la suerte, debe haber indicadores técnicos o la espera de alguna noticia (resultados del trimestre) que hagan prever recobrar el valor. En el gráfico anterior ya se cometió un error pero se agrava al no darse cuenta que va a seguir cayendo una vez superada la línea negra, es la media móvil 50 que constituye una barrera que se respeta mucho, se puede comprobar como el valor se detiene al llegar ahí, aún en ese momento hay esperanzas de que retome la subida, pero una vez pasada ese soporte nada lo detiene, sobre 25,10 hay un pequeño soporte pero al crearse al abrir la sesión no es de fiar por los movimientos rápidos y caóticos de estos primeros períodos, de hecho tras un pequeño rebote lo traspasa hasta encontrar el siguiente soporte.

La situación se puede repetir de nuevo esta vez operando en corto. En el IBEX 35 cualquier movimiento que esté en el 1% ya es un movimiento grande, hay que pensárselo antes de entrar.

Carencia de elementales conocimientos de análisis técnico

Entre la falta de conocimientos que me ha sorprendido comprobar que algunos tienen se encuentran: soportes y resistencias, canales alcistas/bajistas, indicadores básicos de precio y volumen. Depende del tipo de operaciones que hagan pero éstos citados son universales para todos, pudiendo haber mejores versiones para swing, para intradía, o para el largo plazo. Es imposible encontrar el buen momento de entrar y salir sin conocer los soportes y resistencias, cualquier ganancia que se haga sin conocer esto es pura suerte que no se volverá a repetir.

En este ejemplo tomado a 24 de abril, día en que Santander ha presentado resultados, como siempre muy buenos pero el mercado ya los había descontados (se puede ver cómo sube el valor el día anterior), por tanto el valor a pesar de las buenas noticias baja y mucho hasta mitad de la mañana. Se produce luego un rebote pero tiene una resistencia importante en 5,48 (muy fácil de ver), si no te has subido mucho antes en el valor una vez cerca de 5,48 hay que esperar que lo traspase claramente. Este tipo de ‘trampas’ hacen al amateur presa de continuos errores y le hará perder dinero, pensando equivocadamente que todo es errático y caótico en el mercado, peor aún que le estaban esperando para hacerle perder su dinero (a todos se nos ha pasado por la cabeza).

Rebote falso en Santander
Rebote falso en Santander

Cuidado, los bancos son difíciles de operar, pocas veces muestran señales claras, en este caso tuvo un rebote en el soporte pero continuo cayendo después.

En Bolsa como en el tenis evitar los errores no forzados constituye la mitad de ganar el partido, y para eso hay que saber leer las gráficas e indicadores y no se entra en la operación hasta que todos los indicadores estén a favor, o los más importantes al menos (es fácil encontrar discrepancias si se tienen muchos). Si aprendes los indicadores básicos para evitar errores banales, eliminas el sesgo negativo del que hablábamos y volverás a la situación de 50% en tus probabilidades de éxito. Por supuesto insuficiente para ganar en Bolsa pero es el primer paso, ya estás en la misma situación que el mono, un paso importante creéme.

Confundir lo que es con lo que uno quiere que sea

Finalmente, y esto es algo que flota en los anteriores puntos, es pura y equivocada psicología: confundir la realidad con las ilusiones que uno puede hacerse al jugar en Bolsa. Hay que estar atento a la señales, no a las percepciones que uno pueda tener. En un chat americano para operar en el intradía, donde hay de todo gente experta y novatos, uno dijo ‘acabo de entrar en este valor, ahora a esperar’, a lo que otro añadió ‘ esperar y rezar como todos’. Esto efectivamente es de novatos, cuando uno domina la técnica sabe que puede fallar pero en un nuevo intento funcionará si la técnica es buena.

Conclusiones

Operar en Bolsa supone una re-educación de nuestros instintos, como el marino necesita de instrumentos que le digan dónde está y adónde va, y no dejarse llevarse por la percepción, para operar en Bolsa hay que guiarse de los indicadores, comprender la naturaleza de los mercados y su aparente errático comportamiento y dominar en cierto grado el análisis técnico. Ésta es la diferencia entre el amateur que perderá dinero y el profesional, ya lo dice Warren Buffet: cuando caen los mercados y la gente entra en pánico es el mejor momento para comprar. Yo uso una expresión más gráfica, los precios avanzan haciendo zig-zag, el amateur opera en el zig, mientras el profesional sabe que hay que esperar al zag. Es una expresión simplista con todas las excepciones posibles.

Como último comentario me gusta resaltar el caso de la gente que opera y que tras dos o más operaciones consecutivas que le van mal, su conclusión es que la próxima les debe ir bien, ya que al 50% de posibilidades ahora les toca que le vaya bien, de nuevo craso error, si sigues señales falsas no tienes un 50% de posibilidades, se reducen a un 20% o menos de posibilidades de que vaya en el sentido en que apostaste. La suerte nunca va a estar de tu lado si sigues señales falsas.

Esta página ofrece el análisis de valores desde una perspectiva profesional, a menudo las conclusiones son contrarias a lo que nos diría nuestra percepción y nuestra lógica diaria.

Te recomendamos que leas este artículo donde se dan unos consejos básicos para operar en bolsa con mayor garantías de éxito.

Tiene una razón, nuestra lógica actúa por defecto interpretando tendencias lineales, extrapolando valores, y mezclándolo con ambición e ilusiones. Por ello digo que lo primero que se debe hacer es re-educar nuestros instintos.

Espero que le haya servido de ayuda a no perder dinero.

Deja un comentario