El objetivo de este tutorial es explicar que es y como calcular el ratio de liquidez. Este ratio pertenece al conjunto de ratios financieros que hablamos anteriormente.

¿Qué es un ratio de liquidez?

El ratio de liquidez miden la capacidad de una empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto y poder alertarnos sobre posibles problemas de cash flow. Los subdividiremos en cuatro:

1.- Fondo de Maniobra o Capital Circulante-Trabajo

Mide el importe que la empresa tendría disponible, después de pagar las deudas a corto. Un fondo de maniobra negativo no implica el fin de la empresa pero si nos indica problemas futuros de liquidez. A veces un fondo de maniobra negativo se equilibra refinanciando la deuda a corto y pasándola a largo, todo esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de valorar este ratio.

Su fórmula es: 

Fondo de Maniobra =  Activo Circulante – Pasivo Circulante.

El resultante será un número absoluto, expresado en la moneda del balance.

2.- Ratio de liquidez General o corriente

Nos dice la cantidad de las deudas a corto que se pueden cubrir con partidas del activo.

Su fórmula es:

Ratio de Liquidez General = Activo Corriente / Pasivo corriente

El resultado no es un porcentaje, sino un número que nos indica la rotación o veces que podríamos cubrir dichas deudas.

Se puede interpretar que cuanto más alto el ratio mejor, no obstante esto podría significar un exceso de inversión propia y una mala gestión del efectivo, se estima que un ratio adecuado (y esto lo decimos con sumo cuidado porque depende de la empresa y del sector), estaría entre 1,5 y 2.

Como decíamos al principio hemos de confiar en los datos que nos aporta la empresa ya que no estamos dentro de la misma para poder verle sus “tripas”.

3.- Ratio de Prueba ácida

Nos dice la capacidad que tiene una empresa para afrontar el pago de las deudas a corto, con el activo corriente.

Este ratio define más fielmente la capacidad de afrontar las deudas a corto ya que se descuentan los inventarios, en un supuesto de quiebra, estos inventarios son los más difíciles de convertir en líquidos.

Su fórmula es: 

Prueba ácida = (Activo corriente – Inventario) /  Pasivo Corriente

Como en el anterior, el resultado es un número que expresa rotación o veces.

4.- Ratio de prueba defensiva

Mide la capacidad de la compañía  para operar con sus activos en el corto plazo.

Su fórmula es:

Defensiva = (Caja y bancos / Pasivo Corriente  ) * 100


Por último, dentro de los ratio de liquidez existen los llamados ratios de cuentas por cobrar, solo los mencionaremos, ya que forman parte de la buena gestión de la empresa y por tanto van dirigidos a la gestión interna de la misma, ya que se refieren a la gestión de cobros, que se dividen en dos:

1.- Promedio de cobro

(Cuenta por cobrar * días del año) /  Ventas en cuenta cte., anuales

 2.- Rotación de ctas. ptes.de cobro

Ventas anuales en cta. cte. / Cuentas a cobrar


 

Ejemplos de Ratios financieros de Liquidez

Tomamos como referencia en balance de una cotizada, en este caso Lingotes Especiales.  Ver imagen Balance a cierre de 2016.

Fuente CNMV.

Activo 1
Balance Activo- Lingotes Especiales
Ejemplo de Pasivo y Patrimonio Neto
Ejemplo de Pasivo y Patrimonio Neto

1.- Fondo de maniobra = 27.886 – 24.594 = 3.292 MM

2.- Liquidez General  =   47.412 / 25.728 = 1,84

3.- Prueba defensiva  = (8.882 / 29.482) *100 = 30,12 %

Cuanto mayor sea el porcentaje, mayor será la capacidad de hacer frente a sus deudas.

Y así haremos con el resto de ratios, tan sencillo como aplicar la fórmula propuesta para poder calcularlos.

Deja un comentario