Duro Felguera, S.A. (DF) es un grupo empresarial internacional con sede social en Gijón (Principado de Asturias, España), especializado en la ejecución de proyectos llave en mano para los sectores energético e industrial y la fabricación de bienes de equipo. Sus orígenes se remontan a 1858, siendo una de las empresas cotizadas más antigua de la bolsa española.

Pérdidas de Duro Felguera

La compañía tuvo unas pérdidas netas en 2017 de 254,5 millones de euros, lo que supuso multiplicar por 14 las registradas en 2016. Actualmente es una empresa con una difícil situación de viabilidad y que ha pedido a bancos y acreedores una última oportunidad para poder ser reflotada. Aún así, parece que se puede encontrar la solución, después de que el 75% de las entidades financieras con las que negociaba un acuerdo para refinanciar su deuda han apoyado su propuesta, que incluye una ampliación de capital de 125 millones de euros. Así lo anunció la compañía en mayo mediante un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Negociando con bancos una ampliación de capital (que se está llevando a cabo desde la semana pasada) que supone una quita y una refinanciación, que si llegara a ejecutarse, daría buenas perspectivas de viabilidad a corto plazo.

Ampliación de capital de Duro Felguera

La empresa de ingeniería aprobó en junio el aumento del capital social, más una prima de emisión, de 125,7 millones de euros (79,1M€ de prima de emisión y 46.6M€ de importe nominal), que pone en circulación 4.656 millones de nuevas acciones ordinarias de 0,01 euros de valor nominal cada una, con una prima de emisión de 0,017 euros. Duro Felguera ha informado también a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el marco de la ampliación de capital, que las compañías Metco, ACEC y TSK, han manifestado su interés en suscribir las acciones que, en conjunto, supondría tomar alrededor de un 25% del capital social resultante tras la ampliación.

Para acudir a la ampliación, serán necesarios tres derechos por cada 97 acciones nuevas acciones que se quieran suscribir. Dichos títulos se emitirán con una prima de emisión de 0,017 euros por acción, que sumando el valor nominal de 0,01 euros, supone un precio de emisión unitario de 0,027 euros por acción nueva. Está previsto que la asignación de acciones adicionales tenga lugar entre el 17 y el 23 de julio.

¿Por qué sube tanto la acción y baja tanto el derecho?

El lunes día 2 de julio, cuando se puso en circulación los derechos de Duro Felguera y se compensó con una reducción de capital en las acciones viejas, tales acciones pasaron a representar solamente 144 millones de acciones, a un precio de 0,035 euros que cotizaba en el momento, y significaba reducir las acciones viejas a un valor de 5 millones de euros.

Todo este valor “perdido” en acciones viejas se pasó a los derechos que empezaban a cotizar, provocando grandes ventas en los derechos. Curiosamente, no ha habido casi ventas en las acciones viejas durante la semana pasada, seguramente por la confianza de los inversores consolidados y la sobredemanda que iba aumentando en acciones. Además podemos incluir varias fuentes donde se anima a los trabajadores de la empresa (aproximadamente 2.000 empleados) a acudir a la ampliación para salvar a la empresa. Todo esto por defecto, también viene dado por el famoso “efecto rebaño”, donde una acción sobrecomprada o sobrevendida en un período de tiempo corto, capta la atención de muchos especuladores que no quieren perder la ocasión, y están dispuestos a todo.

Con todo esto, el día 1 de Agosto, saldrán a cotizar las 4.656 millones de acciones a 0,027€, lo que significa una capitalización adicional de 125,7 millones de euros, pero a precios de cierre de hoy (0,2€ por acción), equivale a una capitalización superior a 900 millones de euros, siendo más que los ingresos anuales de la empresa, y superando la capitalización bursátil de empresas como OHL o Solaria.

Conclusión

Es una acción altamente especulativa, donde vale más la pena verla volar y caer a cierta distancia para no salir perjudicados de ella. No recomendamos comprar ni la acción, ni el derecho por ser volátiles y ser una inversión arriesgada, pero puestos a escoger, el derecho ofrece una ventaja muy clara sobre las acciones ahora mismo. Por lo tanto, estas diferencias deberían ajustarse durante el transcurso de la ampliación.

Cuando salgan a cotizar los derechos (si es que lo hacen), saldrán a un precio total de 0,027 € la acción, lo cual nos da a entender que tendríamos una rentabilidad cercana al 600%, teniendo en cuenta la cotización actual. Además, la empresa ha manifestado la posibilidad de no llevarse a cabo la ampliación por un posible concurso de acreedores, y en ese escenario habría la ventaja de recuperar la suscripción de los derechos si la empresa no saliera adelante.

Cuando salgan a cotizar las nuevas acciones (actuales derechos) el 1 de agosto, es muy probable que la acción se decline hacia el precio fijado por los derechos (0,027€), ya que por encima habría 4.600 millones de acciones con retornos muy elevados de inversión y buscarían vender con beneficios, a no ser que la empresa presente muy buenas perspectivas o noticias en los días clave.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.