¿Cuantas veces te has quedado enganchado en un valor con pérdidas abultadas? o ¿cuantas veces has puesto un Stop Loss y has visto que fue tocar tu nivel y rebotar con fuerza (contigo fuera del mercado claro…)? No, no es que los iluminati hayan decidido amargarte la vida. Es porque no has utilizado correctamente la orden Stop Loss.

Después de haber explicado como usar un buen indicador básico como es el MACD, vamos a aclarar que es la orden de Stop Loss y como funciona exactamente.

¿Que es el Stop Loss?

El Stop Loss es una orden programada a través de tu broker para ejecutar una venta inmediata. Tan sencillo como eso. Todo broker ofrece la posibilidad de programar esta orden (entre otras muchas).

¿Como funciona una orden Stop Loss?

Esta orden requiere un precio de acción y el número de acciones que quieras vender. Si el valor de la acción toca o sobrepasa a la baja dicho precio, tu broker automáticamente venderá a mercado la cantidad de acciones que le hayas indicado. Vender a mercado significa que venderás tus acciones al mejor postor, no al precio que tu hayas indicado. En mercados con mucho volumen como Forex, lo normal es que el precio de venta a mercado coincida con el precio que hayas indicado en el Stop Loss. Sin embargo en mercado con menos volumen como la bolsa de valores, normalmente el precio de venta será menor que el precio del Stop Loss. Influirá mucho el valor donde operes.

¿Como utilizo correctamente la orden Stop Loss?

Y por fin, llegamos a la pregunta clave. Si recordáis la definición de Stop Loss, decíamos que era una orden programada… pero es la forma correcta de utilizarlo? La respuesta es NO. 

Vamos a ilustrarlo con un gráfico real de Santander ocurrido en Junio. Imaginemos que hacemos una compra de 1.000 acciones a 5,70€ al cierre de sesión y programamos el Stop Loss en los 5,38€. Muy importante tener en cuenta que estoy usando un gráfico de velas diarias.

Marcamos Stop Loss en Santander
Marcamos Stop Loss en Santander

Al estar la operación programada, si en algún momento el valor toca o sobrepasa los 5,53€ nuestro broker automáticamente venderá las acciones al primero que quiera comprar, ya sea en 5,53€ o en 5,40€. Al mejor ofertante, se las venderá. Ahora veamos que pasa al día siguiente…

Stop Loss ejecutado en Santander
Stop Loss ejecutado en Santander

Pues si, al día siguiente el valor tuvo un descenso del 5,53 al 5,51€ directo. Porque? Pues porque mucha gente al igual que nosotros marcó el Stop Loss en los 5,53€ por lo que cuando el valor tocó ese nivel, aparecieron muchas ventas a mercado que hizo caer al valor hasta los 5,51€ donde los “listos” comenzaron a comprar a mejor precio. Y… que hizo el valor al día siguiente?

Santander rebota con fuerza
Santander rebota con fuerza

Que tenemos rebote. Este movimiento se conoce como “finta”. Es decir, el valor hace el amago de romper un nivel para dejarnos fuera del mercado y una vez lo consigue, rebota al alza. Que ha fallado? Pues muy sencillo. Si estamos operando con velas diarias, NO debemos cerrar una operación hasta que la vela se termine. Eso significa que los Stop Loss NUNCA debemos programarlos, si no que debemos tenerlos memorizados para ejecutar la venta manualmente en caso de que al cierre de la sesión el valor de la acción se encuentre por debajo de nuestro precio Stop Loss.

Parece contradictorio, que una orden que sea programada, se tenga que ejecutar manualmente, pero es así. Si nuestra estrategia se hace en gráficos de velas semanales, no debemos ejecutar la venta hasta que finalice el viernes. Y lo mismo para cualquier otra temporalidad. Ten siempre presente que la bolsa es un mundo de pillos donde los grandes quieren quedarse con nuestro dinero y la falta de conocimiento a la hora de aplicar un Stop Loss, es un clásico.

Por supuesto, ni que decir tiene que si el valor cierra por debajo de nuestro Stop Loss, debemos asumir la pérdida y salir del valor. Te recomiendo que cuando cierres un valor, te olvides de él y pienses que esa derrota está dentro de las derrotas posibles que vas a cosechar. Debes tener siempre presente, que no todas las operaciones que hagas serán ganadoras. Mantenerse dentro de un valor que ha roto nuestro Stop Loss, es garantizarte lo que se conoce como “enganchada”. Tener el dinero enganchado en un valor bajista es peor que tener el dinero disponible para una nueva oportunidad donde recuperar lo perdido.

Para finalizar, voy a resumir las pautas que se deben aplicar a la hora de planificar tu orden de Stop Loss

  • Antes de entrar en un valor, define el precio de salida por si se tuerce la operación.
  • Ejecuta siempre la venta manualmente, no la programes (a no ser que no tengas más remedio por falta de tiempo).
  • Si tu estrategia se basa en gráficos de velas diarias, ejecuta tus ventas unos minutos antes al cierre de la sesión.
  • Que no te tiemble el pulso a la hora de cerrar la operación. En la gran mayoría de los casos te alegrarás de haberlo hecho y no quedarás enganchado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.